domingo, 10 de octubre de 2004

Una generación de irresponsables

Cuando vivimos o somos testigo de situaciones graves de falta de respeto por parte de alumnos (jóvenes de 15 y 16 años que saben muy bien lo que hacen) (Ver noticia), no podemos menos que sentir un profundo sentimiento de impotencia e indignación como profesor, padre e hijo. Aquí me pregunto y extiendo esa pregunta a los alumnos, padres y autoridades de Ministerio, ¿qué sentirían si vieran a sus esposas, hijas y madres, expuestas en una situación como la que vivió la colega?

Cuando veo, leo y escucho afirmaciones de parte de padres y apoderados, autoridades del Ministerio y medios de comunicación, que consideran las actitudes de los alumnos como "niñerías" o "deslices", sólo queda preguntarse ¿hasta cuando los padres y las autoridades del Ministerio seguirán aportando a la formación de una generación de irresponsables?, una generación de jóvenes incapaz de asumir responsablemente las consecuencias de sus actos y de padres que no asumen lo que sus hijos hacen. Todos finalmente, terminan achacando la responsabilidad al más expuesto de todos, el profesor.