jueves, 19 de agosto de 2004

Un poco de humildad


Ten un poco de amor para las cosas:

para el musgo que calma tu fatiga,

para la fuente que tu sed fatiga,

para las piedras y para las rosas.

En todo encontrarás la belleza virginal y un placer desconocido...

Pon ritmo a tu corazón,

tomando en cuenta el latido del corazón de la naturaleza.

Recibe como un santo regalo,

el perfume y la luz que te da el viento...

¡Quién sabe si su amor en él te envía

aquella que la vida ha transformado!...

¡Y sé humilde y recuerda que

algún día te ha de cubrir la tierra que has pisado ...!

(Anónimo)

1 Comentarios:

At 11:39 a.m., Anonymous Anónimo said...

Al parecer, el autor anónimo es muy sensible y llega a esos nervios íntimos del sentimiento,parece que tomara esta alma y la comenzara a traspasar por aquellos versos.

 

Publicar un comentario

<< Home